LA PERFECTA REPOSTERA

Por: Psic. Hugo López B.

En este último artículo de la serie de terapia de pareja con trastornos de la alimentación, queremos resaltar nuestra intención de que con estos artículos, las personas, parejas y familias se sensibilicen acerca del tema y aprendan a identificar las señales "obvias" que no vemos cuando nuestra pareja puede estar padeciendo un trastorno y ni siquiera darnos cuenta. 

Igualmente intentamos resaltar algunas estrategias útiles y prácticas para saber cómo desenvolvernos y apoyar a nuestra pareja si es que padece un trastorno alimentario, sin hacerla sentir más ansiosa, culpable o mal. 

 

Curiosamente, algo que puede caracterizar a las y los jóvenes con anorexia nerviosa y bulimia nerviosa es el gusto por cocinar en exceso. Ven recetas de cocina, decoran postres, dan detalles a sus amigos, familiares y pareja con diferentes platillos con todo eso que desea comer.

 

¿Pero, si buscan alejarse de la comida porque cocinan? Una razon o motivo es desarrollar fuerza de voluntad; lo toman como un reto personal, o a veces no se dan cuenta y se auto sabotean dejando al alcance esos alimentos que les hacen engordar.

 

Demuestran su amor y aprecio por las personas que quieren, y a la vez es un triunfo no probar esos exquisitos postres que preparan y se mueren por consumir, así, su fuerza de voluntad o se hace más grande o decae en el intento con intensos atracones. 

 

Ponerse en este tipo de situaciones extremas de todo o nada, les lleva a un agotamiento al final del día que no podrán sobre llevar en otro momento.

 

La comida es una lucha constante que consume gran cantidad de su tiempo y energía; crean y diseñan nuevas formas de hacer postres; esto lleva como consecuencia un problema de sobrepeso con la gente que la rodea porque es tanta la cantidad de comida que prepara la persona con bulimia o anorexia, que se tiende a comer de más.

 

Generalmente preparan alimentos dulces, como pasteles, pays, cup cakes, muffins, pan dulce y cualquier alimento que contenga una gran cantidad de azúcar.

 

Sorprenden a las personas de su entorno en cumpleaños, aniversarios, reuniones o a veces sin motivo alguno; es tanta su energía hacia la comida que se prohíben consumir, que se vuelven reposteras o reposteros para la pareja o las otras personas. 

 

¿Curioso, no? ¿En algún momento habías pensado que esto podría ser indicador de algún tipo de trastorno en tu pareja? 

 

Si tienes alguna sospecha, no dejes de platicarlo con tu pareja y tal vez acercarse a un especialista de terapia de pareja les pueda ayudar a manejar esto junt@s. 

Top