SEPARACIÓN Y TERAPIA DE PAREJA

"... Nada te hace perder más energía que

resistir y pelear con una situación 

que no puedes cambiar"

Dalai Lama

 

Como veíamos en el artículo anterior, la separación o la pérdida de un ser querido como la pareja, es algo inevitable en algún momento de nuestra vida. Va a influir mucho el estilo de vida y el desarrollo de nuestras capacidades personales para sobrellevar mejor la ausencia. La terapia de pareja puede ser un buen recurso, pero es mejor cuando se toma a tiempo.

 

Para salir de nuestro duelo y asimilar la pérdida o separación, es importante que evaluemos al menos tres cosas: 1. El tipo de pérdida o separación. No es lo mismo una ruptura de pareja por mutua aceptación que por infidelidad, o una muerte esperable por enfermedad vs un accidente súbito.

2. El tipo de estrategia o estrategias que utilicemos para afrontar la situación. Por ejemplo, rodearnos de familiares, amigos y acudir a especialistas o aislarnos, consumir alcohol, drogas o evadirnos. Y 3. La capacidad natural de adaptación de una persona según sus circunstancias. Por ejemplo, si la persona que sufre la pérdida es joven o anciano, si tiene trabajo o no, si es una persona madura o poco tolerante a la frustración, etc.

 

En muchos casos, no hay una señal de que el duelo ya ha pasado, pero la persona aprende a llevar la separación o la pérdida, asumiendo su participación en la separación o sus consecuencias.

En cualquier caso, para asimilar la pérdida de manera más adecuada, será muy importante la presencia de otras personas ceranas, familiares, amigos, hij@s, compañer@s de trabajo, profesionales de la salud: psicólog@, medic@, etc. La clave está en saber pedir la cercanía o la ausencia de las otras personas y de ser posible, hacer saber abiertamente el tipo de apoyo que se espera de ellas.

También está la capacidad de acompañar a otros si es una pérdida compartida. Por ejemplo, el acompañamiento de la madre o del padre a l@s hij@s cuando hay un divorcio, separación o muerte de algún progenitor. La capacidad de salir del dolor propio y acompañar a otros a veces es necesaria.

 

Insistimos en que si un@ no puede sol@, el pedir ayuda, no solo a personas cercanas, sino a profesionales como un terapeuta de pareja que sepa de separaciones, puede ser valioso.

Un especialista llamado William Worden (1997), propone 4 tareas a seguir para afrontar una pérdida o separación.

  1. Aprender a aceptar la realidad de lo ocurrido.

  2. Aprender a aceptar y experimentar el dolor por la ausencia.

  3. Aprender a adaptarse a un mundo, a un ambiente donde la otra persona ya no está.

  4. Aprender a darle un significado emocional a la pérdida y continuar con la vida.

Se trata de lograr un balance entre ir asimilando la pérdida (llorar, hablar de la persona con otros, recordarla…) e ir restaurando y retomando la vida, en sus aspectos cotidianos y normales e incorporar nuevas cosas (cambio de actitudes, vivir en otro lugar, tener un propósito o proyecto de vida, etc.).

 

Este balance entre ambos aspectos puede llevar a una mejor adaptación a las circunstancias, pero también a transformarlas de alguna manera.

 

Un ritual de despedida personal, puede ayudar muchísimo a decirle a la pareja o la persona ausente lo que haga falta tanto para dejarla ir como para mantener una relación simbólica y mental con la persona que ya no está. Por ejemplo, escribirle una carta con lo que no se le pudo decir y quemarla o platicar con la persona ausente mientras se mira al cielo o se escucha algún tipo de música.

Dependerá mucho del estilo de vida y creencias de la persona: si le gusta escribir, mirar al cielo, escuchar música, etc. Estas NO son actividades para dejar de sentir dolor, malestar o pena, sino para aprender a sobrellevarlas y valorar lo que nos pueden aportar.

Fuentes:

Boss, P. & Carnes. "El mito del cierre". Family process, 2012, X 1-16.

Cáceres, P., Manhey & Vidal. "Separación, pérdida y duelo en la pareja: reflexiones imprescindibles para una terapia de divorcio". De familias y terapias. Agosto 2009, 27, 41-60

Kubler-Ross, E. (S/f). "La muerte, un amanecer". Recuperado de: http://www.librodot.com 

Payás, A (S/f). "Las tareas del duelo". Barcelona: Paidós.

Worden, W (1997). "El tratamiento del duelo: Asesoramiento psicológico y terapia". Barcelona: Paidós. 

Top